×

Carrito

Importancia de aumentar el consumo de alimentos crudos

Cuando cocinamos los alimentos, dejamos perder la mayoría de sus nutrientes, las enzimas, vitaminas, pigmentos, minerales y la energía vital que almacenan del sol durante su cultivo. De ahí que siempre hemos oído decir que los alimentos naturales y crudos tienen más energía vital que los alimentos procesados.

¡Consumir alimentos crudos hace que nos sintamos mejor!

Cómo

Debemos incrementar  el consumo de alimentos crudos en la dieta, actualmente son muy pocas las personas que consumen más de un 10% de alimentos crudos en sus comidas, lo ideal es que al menos el  50% de nuestra comidas este compuesta por alimentos crudos. Esa cantidad de entrada parece muy difícil de conseguirla, pero la verdad es que no es difícil si pensamos en todos los beneficios que trae a la salud esta práctica.

Recomendaciones para incrementar el consumo de alimentos crudos:

  • Al desayuno es la mejor hora para empezar a llevar a cabo esta práctica, porque es más fácil y rápido de preparar.  Una buena porción de fruta fresca y un vaso de jugo o batido de fruta con Espirulina le proporcionan toda la energía que necesita a esta hora del día.
  • Procure tener en su casa frutas suficientes, tanto para comer como para hacer jugos, la primera dificultad se presenta cuando hemos olvidado comprarlas. La recomendación es incluir en la lista del mercado más frutas y verduras frescas, que además sean de su predilección para que no resulte tedioso consumirlas. Existen las frutas de cosecha estas siempre están en abundancia y a un mejor precio.
  • Comience con una porción de fruta al día y vaya incrementando hasta consumir mínimo 3 porciones en total, puede ser en las meriendas y postres.
  • Otra forma de consumir las frutas es en zumo fresco, utilizando un extractor que no utiliza agua para su elaboración. Tiene la ventaja que no necesita endulzante. La recomendación es hacerlo y consumirlo de una vez preferiblemente.
  • A la hora del almuerzo o la cena nada mejor que consumir una ensalada de verduras frescas, como entrada. En lo posible vaya disminuyendo el tiempo y la temperatura de cocción de aquellos vegetales que le cuesta trabajo consumirlos crudos, esta práctica puede hacerla mientras se va usted acostumbrando a la textura y sabor de estos alimentos crudos.
  • Por último es aconsejable hacer estos cambios paulatinamente para que el sistema digestivo se adapte a una nueva dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *